Emisora Virtual de la Diócesis sonsón Rionegro

Entre los días jueves 7 y domingo 10 de noviembre, se desarrollará la estrategia Vamos a Visitar a los Hermanos en el municipio de El Santuario; esta estrategia es una acción de la Iglesia diocesana, que buscar acercar a los diferentes delegados y personal de la curia diocesana, a las comunidades parroquiales de los municipios del Territorio.

Esta estrategia inició en en el mes de febrero con la Visita a los hermanos de Sonsón, y de ahí se han visitado los municipios de La Ceja, Rionegro, San Luis, San Carlos, Guarne y la Unión, junto a los diferentes corregimientos. El Santuario, con sus tres parroquias (Basílica menor san Judas Tadeo, Nuestra Señora de Chiquinquirá y El Señor de las Misericordias), acogerá la última visita de este año.

Dentro de las actividades que se desarrollarán, tendremos el Encuentro con congregaciones vocacionales y con la pastoral empresarial el día jueves 7. Para el viernes 8, nos encontraremos con los integrantes del área de vocaciones y ministerios ordenados, es decir, sacerdotes, seminaristas y religiosas que prestan su servicio en este municipio; además, este mismo día, se realizarán los encuentros con los Itinerarios de Evangelización, la Pastoral Social, el Seminario menor SAM, Acólitos y los consejos de Pastoral. El día sábado 9 de noviembre, tendremos encuentro con los catequistas, los líderes de las juntas de acción comunal, grupos misioneros y bíblico, los movimientos eclesiales, animadores de liturgia (Sacristanes, lectores y animadores del canto), empleados de las parroquias, líderes y agentes de pastoral juvenil, y con los universitarios y profesionales.

El domingo 10 de noviembre, último día de la visita, tendremos el encuentro con los agentes de pastoral familiar, la pastoral infantil y, para cerrar, se tendrá la Eucaristía de Clausura en cada parroquia a las 12 del día, con la presencia de los sacerdotes de la curia episcopal.

Animamos a los diferentes líderes de los grupos pastorales, movimientos, integrantes de los itinerarios de evangelización y la comunidad en general, a que se vinculen a estas actividades que desarrollaremos en esta visita a los hermanos.

Esta es la programación completa:

Por Jorge Andrés Tabares Ríos, Pbro.
Director Asociación Sacerdotal San Pablo Apóstol

El día de ayer 27 de octubre concluyó el sínodo de la Amazonía con una Eucaristía presidida por el papa Francisco. Después de un año de preparación, de reuniones y de 22 días de asamblea, el resultado es un documento valiente, matizado y trabajado, en el que se abordan muchos de los problemas humanos y cristianos que afectan a las personas y comunidades eclesiales de la vasta región de la Amazonía. De los temas que más titulares de prensa han provocado han sido la ordenación de varones casados y ancianos, de probada virtud  y la posibilidad de conferir el diaconado a las mujeres. Pero el Sínodo ha sido mucho más que estos dos temas. Reducirlo a ello es injusto y parcial. No hay que hacer caso de titulares de prensa, de pequeñas síntesis o de frases llamativas, hay que leer directamente el documento y, una vez leído, hay que esperar con paciencia y en un clima de fe, la decisión que tome el Papa, cuando publique la exhortación apostólica post-sinodal que, probablemente, saldrá antes de Navidad,  porque el Sínodo es consultivo, no decisivo.

El Sínodo, que fue realizado bajo el lema: «Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral», trata de una Iglesia en salida misionera y con rostro amazónico, es decir, un Iglesia que quiere vivir encarnada en la cultura de cada pueblo. De ahí que el documento final exprese la necesidad de mejorar la inculturación de la fe, potenciar los ministerios laicales, preparar a catequistas laicos que sepan expresarse en las lenguas indígenas, valorar las celebraciones de la Palabra con comunión incluida, etc.

El Sínodo pide, con fuerza y claridad, que se fomenten los ministerios eclesiales tanto en varones como en mujeres. Y que, en ausencia de sacerdote, el Obispo pueda encargar el cuidado pastoral de la comunidad a una persona no sacerdote, con un mandato oficial y con un determinado acto ritual. Eso no es algo nuevo,  en algunas diócesis ya era posible. También pide ampliar los espacios para una presencia femenina más visible en las instancias de gobierno de la Iglesia. Y que sea creado el ministerio instituido de “la mujer dirigente de la comunidad”.

Los temas que más abordó el Sínodo son  los problemas humanos de los indígenas y el drama del destrozo ambiental: la crisis climática, la crisis ecológica como consecuencia de la degradación, contaminación, depredación y devastación del planeta, y la creciente crisis social de una pobreza y una miseria que gritan y que afecta a gran parte de los seres humanos, especialmente a los indígenas, los ribereños, los pequeños agricultores y los que viven en las periferias de las ciudades amazónicas y otros.  Y dichos problemas no se solucionan con ministros ordenados, sino con políticas adecuadas. Dejando claro que en  esta tarea inmensa las comunidades cristianas deben sentirse apoyadas y acompañadas por la Iglesia y sus representantes.

En suma, es deseable y se espera que el espíritu de renovación  expresado en el sínodo de la Amazonía, pueda concretarse de manera viva y eficaz para el bien del Pueblo Dios. Leer el documento final

La Diócesis de Sonsón Rionegro, en cabeza de monseñor Fidel León Cadavid Marín, lamenta informar el fallecimiento del sacerdote Santiago de Jesús Palacio Zapata, ocurrido en la mañana de este miércoles 23 de octubre en la ciudad de Medellín.
El Reverendo Padre Santiago nació el 4 de mayo de 1937 en Bolívar – Antioquia, en el hogar de don Jesús María y doña María de las Mercedes, de cuyo amor nacieron 10 hijos. Estudió la primaria en la escuela Simón Rodríguez de Bolívar y su bachillerato en el Seminario Conciliar Santo Tomás de Aquino de Santa Rosa. La formación en filosofía y teología la recibió en el Seminario Nacional Cristo Sacerdote de La Ceja.
Fue ordenado diácono el 8 de diciembre de 1982 por monseñor Octavio Betancur y recibió la ordenación sacerdotal de manos de monseñor Alfonso Uribe Jaramillo, el 20 de noviembre de 1983 en el templo parroquial de El Calvario – Medellín.
Trabajó pastoralmente en Ayapel Córdoba y en Santa Rosa del Sur Bolívar y un tiempo muy considerable de su ministerio en la Diócesis de Girardota; a su regreso a la Diócesis de Sonsón Rionegro, prestó sus servicios pastorales en el Seminario Nacional Cristo Sacerdote como formador, donde se destacó por su cercanía, sencillez, alegría y espiritualidad. Sus últimos años los pasó en su casa familiar en la ciudad de Medellín, donde falleció en la madrugada de este martes 23 de octubre de 2019.
Los sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas y la comunidad de la diócesis, elevamos una acción de gracias a Dios por la vida del padre Santiago y le pedimos que lo acoja en su reino y conforte a su familia. Desde nuestra iglesia diocesana agradecemos todos los años de servicio ministerial.
Las Exequias del padre Santiago Palacio Zapata se realizarán el día jueves 24 de octubre a las 4:00 p.m. en la Parroquia El Sagrado Corazón de Jesús, en el Barrio Buenos Aires de Medellín.

Mons. Gonzalo, foto Parroquia La Asunciòn.

La Diócesis de Sonsón Rionegro, en cabeza de monseñor Fidel León Cadavid Marín, lamenta informar el fallecimiento de monseñor Gonzalo de Jesús Rivera Gómez, obispo auxiliar emérito de Medellín, ocurrido en la tarde de este domingo 20 de octubre.

Monseñor Gonzalo de Jesús Rivera Gómez nació en Marinilla el 3 de noviembre de 1933.  Cursó los estudios de secundaria en el Seminario Menor de Medellín y los de Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de la misma ciudad. Fue ordenado sacerdote el 16 de octubre de 1960 en Medellín, Arquidiócesis a la que estuvo incardinado.

Desempeño los cargos de: Vicario Parroquial de Armenia (febrero a julio de 1961; Capellán de Coltejer y miembro de la oficina de Pastoral de Conjunto de 1961 a 1964; Vicario Ecónomo de Armenia de 1964 a 1965; Vicario Ecónomo de la Parroquia San Martín de Porres de Medellín de 1967 a 1971; Vicario Foráneo, Zona del Centro, de 1968 a 1971; Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Itagüí de 1971 a 1988; Vicario Foráneo, Zona de Itagüí, de 1972 a 1976; Vicario Foráneo, Vicaría de San Basilio, de 1980 a 1983; Vicario Episcopal de la Zona VII de 1983 a 1988; Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Bello de 1988 hasta 1998. Contemporáneamente con este último oficio ha fungido de 1988 a 1993 como Vicario de la Zona V desde el 1 de marzo de 1994 como Vicario Episcopal de la Zona Pastoral Nº 3.

El 28 de enero de 1998 Su Santidad Juan Pablo II lo nombró Obispo Titular de Bennefa y Auxiliar de Medellín y recibió su ordenación episcopal el 25 de marzo de 1998.

El 16 de febrero de 2010 Su Santidad Benedicto XVI le aceptó la renuncia como Obispo Auxiliar de Medellín y desde entonces vivía en Marinilla, su pueblo natal, hasta su muerte en la tarde del domingo 20 de octubre.

Los sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas y la comunidad de la diócesis, elevamos una acción de gracias a Dios por la vida de monseñor Gonzalo y le pedimos que lo acoja en su reino y conforte a su familia. Desde nuestra iglesia diocesana agradecemos todos los años de servicio ministerial y episcopal. Aún no se tiene información de sus exequias; estaremos informando oportunamente.

La Diócesis de Sonsón Rionegro, en cabeza de monseñor Fidel León Cadavid Marín, lamentan informar el fallecimiento del padre Francisco Serna Serna, ocurrido en la mañana del sábado 19 de octubre.

El padre Francisco Serna Serna era hijo de Francisco Antonio y Ana Julia. Nació en El Santuario el 2 de abril de 1939 y allí fue ordenado por Mon­señor Alfredo Rubio Díaz el 19 de marzo de 1965. Ha sido Cooperador en Argelia, en Cocorná, San Luis, El Retiro, San Vicente, San Judas Tadeo, San Rafael, Guarne, entre otros; prestó por algún tiempo sus servicios pastorales en Venezuela. Sus últimos años los pasó en la casa sacerdotal la Transfiguración, donde falleció.

Los sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas y la comunidad de la diócesis, elevamos una acción de gracias a Dios por la vida del padre Francisco y le pedimos que lo acoja en su reino y conforte a su familia. Desde nuestra iglesia diocesana agradecemos toros los años de servicio ministerial. Sus exequias se realizarán el día de hoy sábado 19 de octubre a las 2:00 p.m. en la Catedral San Nicolás el Magno de Rionegro.