Emisora Virtual de la Diócesis sonsón Rionegro

¿Cómo avanza la fase Diocesana del Sínodo?
Por. Pbro. Hugo Alberto Zuluaga Salazar
Vicario de pastoral 

El 9 y 10 de octubre de 2021, el papa Francisco en la Ciudad de Roma dio apertura a un nuevo Sínodo, con una particularidad frente a los que se han realizado anteriormente, este se va desarrollar en tres fases:

  1. Diocesana (octubre 2021 – agosto 2022)
  2. Continental (septiembre 2022 – abril 2023)
  3. Universal (octubre 2023).

La indicación de la secretaría general del Sínodo era que cada obispo nombrara un responsable diocesano y un equipo para realizar la consulta sinodal, tarea que en nuestra diócesis fue encomendada a la Vicaría de Pastoral y al Consejo Diocesano de Pastoral.

El camino que hemos recorrido es la capacitación brindada por la Conferencia Episcopal a los delegados de Pastoral y al Consejo Diocesano de Pastoral. Allí se nos dieron las instrucciones para vivir esta experiencia eclesial.

Después en las Asambleas vicariales de pastoral del 18 de octubre, realizamos como Iglesia particular la apertura de esta fase diocesana.

Durante estos meses, se han venido realizando asambleas sinodales con tres momentos: Oración, reflexión, escucha y consulta al pueblo de Dios. Hemos tenido la oportunidad de compartir y hacer el ejercicio de escucha con las comunidades parroquiales, los seminaristas, los sacerdotes, religiosas, los monasterios, con grupos de niños, jóvenes, instituciones educativas, facultad de teología, los miembros de algunas administraciones municipales, campesinos, estudiantes, docentes y comités de Política Pública de Libertad religiosa.

Algunas parroquias han usado las páginas web y las redes sociales, para ir subiendo una pregunta cada semana de los diez ejes temáticos, para la participación de los que visitan estas páginas, otras comunidades parroquiales se han ingeniado un buzón de sugerencias, donde la comunidad ha participado y expresado su opinión sobre la Iglesia y este caminar que viene realizando.

Una vez finalice la fase diocesana, cada diócesis enviará una síntesis de 10 páginas a la Conferencia Episcopal que preparará un documento de todo el país para la segunda fase, la continental.

Quieren los señores obispos de nuestro país, que esto no se quede en un simple ejercicio de escucha, sino que en el mes de julio la reunión del episcopado será para trazar algunas líneas de acción en nuestro país, para asumir las conclusiones de esta fase diocesana.

También nuestra diócesis espera que la fase diocesana del sínodo no sea un evento o una moda, sino que, a partir de ella, pensemos en mecanismos para dar a conocer las conclusiones de esta escucha al pueblo de Dios; además, que sea un insumo que nos sirva para la próxima etapa de nuestro Plan de Pastoral, así mismo, queremos que surjan algunas acciones concretas que queden de este momento histórico, una de ellas es que queremos fortalecer los centros de atención familiar y los centros de escucha.

Invitamos a los lectores de nuestra revista a acercarse a cada parroquia y preguntar al sacerdote, ¿Cómo se pueden involucrar en esta fase diocesana? como bien lo ha dicho el Papa sobre este sínodo: “Todos tienen derecho hablar, como todos tienen derecho a ser escuchados.”